risto.es.

risto.es.

Los snacks más raros de Japón

Los snacks más raros de Japón

Los snacks más raros de Japón

Japón es un país con una cultura muy diferente a la nuestra, y esto se refleja en muchas de sus prácticas y costumbres. Una de las más interesantes para los amantes de la gastronomía son los snacks japoneses, que pueden parecer extraños y raros para los paladares no acostumbrados. En este artículo te presentamos algunos de los snacks más raros que podrás encontrar en Japón.

Snacks salados

Comenzamos con los snacks salados, que son los más populares en Japón. Uno de los más extraños es el "iwashi senbei", que es una galleta salada hecha con sardinas. Aunque pueda sonar poco apetecible, los japoneses lo disfrutan como un snack salado muy sabroso. Otro snack salado muy popular es el "natto", que son habas de soja fermentadas con un sabor muy fuerte. Los japoneses suelen comerlo con arroz y es común encontrarlo en los desayunos.

Otro snack salado muy popular es el "karikari inago", que son saltamontes fritos con salsa de soja. Si el concepto de comer un bicho frito no te atrae, tal vez prefieras probar el "shishamo", que es un pequeño pez frito que se come entero y se acompaña con sal y limón.

Snacks dulces

Los japoneses tienen una gran variedad de snacks dulces que pueden parecer extraños para los paladares occidentales. Uno de los más populares es el "anko", que es una pasta dulce hecha con judías rojas que se utiliza como relleno en muchos postres como los pasteles y los mochis.

Otro snack dulce muy popular es el "amazake", que es una bebida dulce hecha a base de arroz y que se fermenta naturalmente. Es muy popular en el invierno, ya que se cree que ayuda a prevenir enfermedades.

También es común encontrar en los supermercados japoneses snacks dulces con sabores exóticos como el melón, la sandía o el té verde. Una de las golosinas más extrañas es el "shimi choco", que son chocolates que se disuelven en la boca y que se hacen a partir de una gelatina de pescado.

Snacks con ingredientes inusuales

Por último, encontramos los snacks que tienen ingredientes inusuales o que son difíciles de encontrar en otros lugares. Uno de los más extraños es el "wasabi kit kat", que son barritas de chocolate con sabor a wasabi, una planta que se utiliza como condimento en la gastronomía japonesa y que tiene un sabor muy fuerte.

También es común encontrar snacks hechos con algas marinas, como el "arare", que son galletas de arroz cubiertas con diferentes tipos de algas. Otra opción es el "nori maki arare", que es arroz inflado cubierto de algas nori.

Conclusion

En definitiva, los snacks japoneses pueden parecer extraños para los paladares no acostumbrados, pero son una experiencia interesante para aquellos que quieren probar nuevos sabores y texturas. Si visitas Japón, no dudes en probar algunos de los snacks que te presentamos en este artículo y descubre una parte importante de la cultura gastronómica japonesa.